Ante la prolongada sequía que atraviesa la región, la cual ha generado un problema de desabastecimiento de agua potable, que se registra en el barrio Zhumir, Villaflor y Bante del centro cantonal, mediante el apoyo del Cuerpo de Bomberos se coordina la entrega de agua para solventar la necesidad de los sectores más afectados. Debido a esta realidad el GAD Municipal de Paute solicita a los ciudadanos hacer un uso responsable del agua potable.

José Patiño, Director de Agua Potable y Saneamiento Ambiental del GAD Municipal de Paute, informó que el intenso verano ha limitado la provisión del líquido vital en el sector de Zhumir, durante las 24 horas del día. Estamos buscando soluciones factibles para tal efecto se han contratado dos consultorías, que pretenden mejorar el servicio, los estudios que culminarán en el mes de diciembre permitirán potencializar los sistemas existentes y construir otros nuevos, resaltó.

Sin embargo, otro factor que agrava el desabastecimiento es el excesivo consumo de agua por familia, que ronda alrededor de 58 metros cúbicos, siendo la media para una familia de 25 metros cúbicos de consumo mensual. Este excesivo derroche evidencia que existe un mal uso del líquido vital. Por esta razón, se hace un llamado de concientización a la ciudadanía en general a cuidar el agua.

Finalmente, solicitó el apoyo de los habitantes del área urbana y realizo varias recomendaciones tales como: mantener llaves de agua cerradas, verificar que no exista fugas, no lavar vehículos con manguera, evitar el riego de jardines, tomar duchas cortas, usar lavadoras eléctricas al máximo de su capacidad y evitar al máximo el desperdicio de agua. Subrayó que, en caso de prolongarse el estiaje, no se descarta aplicar un racionamiento en todo el centro cantonal.